4 dic. 2011

too perfect to be real

Se vinieron las vacaciones tan ansiadas y yo en mi casa, con ganas de irme bien al carajo. No tengo razones para quedarme, pero tampoco tengo a donde ir, o sea, estamos en la misma. Cómo me gustaría que apareciera un auto mágicamente en la puerta de mi casa con un cartel que diga: “todo para vos, te llevo a donde quieras”, o a falta de eso un lindo novio con auto que me venga a buscar y me diga: “nos pegamos una escapada por una semanita amor, prepará la valija”pero no, no soñés Lucía, eso sería demasiado perfecto para ser verdad, la perfección no es lo tuyo, aunque te gustaría.

1 comentario:

  1. Jiji es bueno regresar a tu blog si ojalás estas navidades fueran "diferentes" (te entiendo perfectamente) espero tu próxima entrada =D

    ResponderEliminar