25 jun. 2013

me falta alguien y me sobra el mundo

Diciembre de 2009 ”¿Porqué mierda no siento nada? Aveces…cuando me pongo a pensar en mi situación o veo llorar a las demás personas pienso en que yo antes lloraba, sentía, o la mierda que sea. Hoy en día lloro por dos cosas nada más: si quiero algo y no me lo dan (para conseguir que me dejen salir o hacer algo), y cuando veo una película de drama. Cuando veo una peli, es como que me imagino que me meto en el cuerpo de la protagonista y listo, lloro. Debe ser porque la protagonista tiene sentimientos, o por lo menos el personaje que hace si. Y bueno, la cosa está mas o menos así. Yo veo gente que es igual, cada vez mas gente… Toda la gente que conozco que no tiene compromiso, que viven cojiendo, que estan con cualquiera te dicen: -Si, es lo mejor. Pero no  tiene amor esa persona, es lo mismo que cuando nunca te enamoraste,estas BIEN, pero cuando te enamoras es como que te sentís completo y tenés algo que te faltaba pero no sabías.  Una persona que no siente amor y solamente está con cualquiera por placer es horrendo, el sexo sina mor, un beso sin amor, una caricia sin amor un abrazo sin amor, todo eso, genera vacío. En cambio, si tenés una pareja que amás y estás solamente con esa persona es mucho mas lindo,  o no importa si no tenés pareja, el hecho de AMAR a alguien nos hace sentir completos. Todo esto es importante para la felicidad, aunque hoy en día no paresca, porque está todo dado vuelta, igual hay que aceptar que a nadie le importa o le importan otras cosas menos importantes, o puede que no lo sepan, porque lo único que conocen es lo que hay en la sociedad hoy en día, PURA MIERDA”.

La equivocación nos lleva más de una vez a escribir en un cuaderno una frase del alma

Por ahí estuve tanto tiempo sola que me acostumbré a eso, sí, creo que eso fué. Me acostumbré tanto a la soledad que me terminé resignando. Eso de estar con diferentes personas cada tanto y no sentir nada se hizo  normal, creo que llegué a pensar que eso era lo único que existía, que la vida me había deparado eso quiera o no, que ya era tarde para pensar en sentir, en amar, en entregarme a alguien por completo. Qué equivocada estaba….

¿Cómo llegar al corazón de un hombre? Por la espalda, con un cuchillo.

Noviembre de 2009 “Al final no se si soy yo la que no tengo corazón o es él. ¿Quien no es el ser humano acá?, ¿o somos los dos seres humanos y tenemos corazones?, ¿o somos los dos unos vacíos aparentando estar llenos y nos gusta lastimarnos continuamente?. No sé como saber si tengo corazón, no hay instrucciones para saber eso. Yo dejé de sentir hace tiempo, mi corazón está muerto hasta donde yo se. Pero ¿qué es eso que siento cuando el me hábla, cuando me da un beso, cuando me abraza?… ¿seguirá ahí mi corazón, en algún lado de mi cuerpo latiendo? ¿Seguirá él teniendo corazón?, ¿Que quiere de mi?, ¿Porqué me esquivó la pregunta cuando le dije si tenía corazón? Tiene miedo, mucho miedo; tiene miedo a que lo lastimen. Si tan solo el supiera que yo no lo lastimaría por nada en el mundo…si tan solo el se diera cuenta de que las cosas no son como parecen y que estoy loca por el… Por ahí dudo y pienso que ya se dio cuenta, que lo único que quiere es hacerme sufrir, quiere que me arrodille ante el y le diga todo lo que siento para poder sentirse el mejor…”.
Cuántas preguntas Lucía. Tantas preguntas y hoy solamente obtuviste 3 respuestas:


  1. Eso que hace “tucu-tu, tucu-tu” adentro tuyo se llama corazón, por si no sabías. Y sí, tenes, osea…
  2. Estabas obsesionada con ese pibe.
  3. Era un pelotudo

Che, ¿y si mientras vos dormís yo te sueño?, ¿y si mientras yo te sueño vos venís?, ¿y si mientras vos venís, yo te espero soñando? pregunto nomas…

Cuando uno sueña, se despierta y aveces no se acuerda lo que soñó, o aparecen partes sin sentido; mientras mas intentás acordarte…mas te olvidás, y eso es desesperante. Que ironía que en la vida sea todo lo contrario: mientras mas intentas olvidarte de alguien, de algo, de algún momento, de algo que dijeron, más te acordás. Eso es doblemente desesperante.  

Estoy bien. Nada que un exorcismo no pueda resolver.

diciembre de 2010 ~ Yo les digo que no se que quieren decir con eso de caprichosa, y me contestan que las cosas tienen que ser siempre como yo quiero, que no se ceder nunca, que soy infantil. Pero ellos no saben que no es cuestión de ceder o no ceder, mi problema es que odio las cosas que no me gustan, odio los lugares que no me gustan,  odio que el tiempo pase tan despacio, y por encima de cualquier cosa, odio mi cuerpo y eso es lo peor de todo porque de él, de mi cuerpo, no puedo huir.

También odio que ellos no me entiendan en absoluto y que ni siquiera lo intenten.

Los hombres son…

 COMO EL CAFÉ….Los mejores son ricos, calientes, con cuerpo y te mantienen despierta toda la noche.
• COMO EL CHOCOLATE…Dulces, suaves… y generalmente se van directo a tus
caderas.
• COMO LAS BATIDORAS…Creés necesitar uno pero no sabes para qué..
• COMO LAS HIELERAS... Llénalos de cerveza y te los podés llevar a donde quieras.
• COMO LAS FOTOCOPIADORAS…Solo sirven para reproducir…
• COMO LOS TACOS…Una vez que les tomaste la medida…son fáciles de
pisar..
• COMO LOS HORÓSCOPOS… Siempre dicen qué hacer y generalmente están equivocados.
• COMO EL RIMMEL…Se corren a la primera lágrima.
• COMO LAS MINI’S…Si no tienes cuidado…se te suben por las piernas.
• COMO LOS LUGARES PARA ESTACIONARSE…Los buenos ya están ocupados, y los que quedan son
para discapacitadas o demasiado chicos…
• COMO EL CLIMA…Nada se puede hacer para cambiarlos.
• COMO TORMENTAS DE NIEVE…Nunca se sabe cuando vienen, y cuánto pueden durar.
 COMO AUTOS USADOS…Fáciles de obtener, baratos y nada confiables.
 COMO LAS PIZZAS…Llamas por teléfono y en media hora están calientes en tu puerta…
• COMO LAS VACACIONES…Nunca son lo suficientemente largas..
COMO PROPAGANDAS DE SPRAYETTE…No podés creer una sola palabra de lo que dicen.
COMO LAMPARAS DE ACEITE…Muy bonitos para ver, pero no muy brillantes…

Mr. Hyde

Nos odiamos cuando nos dominan las pasiones. Nos odiamos cuando todos ven eso que queremos ocultar. Odiamos las fallas de seguridad, esos huecos que nos desnudan y muestran nuestras miserias. Pero la verdad es que a todos nos pasa lo mismo, todos tenemos un monstruito adentro ¿Y sabes que hay que hacer con eso? Reírse de él. Ridiculizarlo, perderle el respeto y el miedo. Reírnos de nuestras cosas oscuras,  aceptar quienes somos, reírnos de nuestros miedos. Ridiculizar nuestros fantasmas. Reírnos a carcajadas de nuestras miserias. Permitirnos ser quiénes somos y desear lo que deseamos.
Hay que bajar las defensas, aceptar las fallas de seguridad, y dejar que Mr. Hyde salga, porque en definitiva ese monstruo es también quien somos.

24 jun. 2013

Es mi vida y la sufro como se me canta

En la vida todo es cuestión de actitud. Los problemas existen, son parte del mundo que nos rodea. Y de vez en cuando, si la cosa transcurre demasiado tranqui es bueno inventarse alguno nuevo. Para no oxidarse, ¿entendés? Hay que ponerle un poco de sabor y tomar riesgos. Si uno le mete mucha actitud a la situación se sale, no importa el nivel de gravedad que tenga.

Voy hacer como que te creo, solamente para ver cómo te desenvolvés en el arte de mentir.

Que patético. Estoy por preguntarle qué le pasa. Paro si le pregunto me va a contestar: -“Nada, ¿y a vos?” Entonces la vamos a cagar, porque le voy a contestar: -“Nada”. Y me va a decir que a él tampoco. Y si le pregunto en qué piensa también me va a decir que no piensa nada; y yo le voy a decir que siempre estamos pensando en algo y él me va a decir que es un hombre y que los hombres tienen la capacidad de no pensar.

Hoy ya no puedo con el peso de nada que no sea el aire.

Es un día un poco mierda, como ayer exactamente, o peor. El orgullo al pie del cañon, mi cañon y su cañon. ¿Y?, ¿cuál es?. Nada es. O mucho, más precisamente. Si mierda, estoy enojada. No, mentira, no estoy enojada. No se como estoy, es una sensación totalmente nueva, sepan entender. Incertidumbre neuronal pura que repercute en mis sentimientos y viceversa. Voy a ser clara: hay ciertas cosas que me rompieron soberanamente las pelotas (que no tengo, por suerte) a las cuales no estoy para nada acostumbrada porque son nuevas, aunque ninguna novedad, ya sabía que existían, pero nunca me había pasado a mi.
Sí, me molesta tener ganas de verlo y no verlo en toda la semana. Me molesta que a el no le moleste no verme. Me molesta su puto orgullo. Me molesta no saber si quiere verme. Me molesta proponer cosas y que me digan que no. Me molesta tener dudas y que hallan cosas que no cierren. Me molesta ser insegura, no quiero. Asique mejor me voy a dormir segura de que el problema no soy yo, el problema está en nuestras cabezas.

Cuando quiero olvidar, escribo. Y doy vuelta la hoja.

Desde los 5 años vivía en una casa en un barrio que nadie conocía en el que tenía una vecina loca que le hacía la vida imposible a mi familia y no nos dejaba descansar en paz. Nos tiraba aceite en el portón, pájaros muertos en el jardín, nos robaba materiales de construcción, nos cortaba las rosas del patio, nos tiraba todas las hojas y ramas (mugre en fin) de su patio al nuestro, etc.
Nunca nos entraron a robar, eso fué bueno. Al principio tenía muchas vecinas amigas, pero con el tiempo ellas egresaron e hicieron sus vidas, nos separamos.
Esa casa se lleva muchos de mis mejores recuerdos, pero también muchos de los que no quiero saber nada. Ahí lloré por amores, sufrí cuando mi viejo cagó a mi vieja, disfruté juntadas con mis amigas, fumé por primera vez, hice asados con mis amigos, pasé mi último cumpleaños y cumpleaños anteriores, ví como fueron cambiando mis amistades, tuve ganas de morirme, de vivir también….
-
Hoy vivo lejos de ese lugar, en una casa hermosa con vecinos que no me rompen las pelotas. Tengo un jardín inmenso, un placard gigante, una cocina enorme…, luz. De todas maneras no me apego a ese tipo de cosas, chau casa de Juan Vucetich 1426, hasta nunca.

Moscas en la casa

Que seres insoportables, ¡Dios mío!. Me dan demasiado asco, son desagradables. Se llega a parar una mosca en mi comida y yo no como, directamente. Mi vieja dice que soy una exagerada, ¿Exagerada?, si, es hermoso saber que un bicho que anda parado arriba de la mierda después se para en tu comida y te la comes, ñami, delicious. Encima, a pesar de todo lo desagradable que son de por sí, me rompen las pelotas a más no poder; tomo sol ahí están, bloqueandome los preciados rayos solares, como si el aceite bronceador fuera rico, déjense de joder. Por suerte, gracias a las benditas empresas fabricantes de insecticidad encontramos la solución: Ultratum. Pones el polvito en una bandejita de tergopor con un poquito de agua o leche y al rato empezás a ver a las putitas flotando o tiradas en el piso en estado de agonía, prueben.

El ego es la acumulación de las opiniones de los demás sobre vos, no hay tutía.

Todos, absolutamente todos nacemos sin ego, somos pura conciencia. Durante mucho tiempo me dediqué a analizar a mis primitos chiquitos y pude darme cuenta de que su mente a esa edad es flotante, divergente, inocente, virgen. Todos fuimos así alguna vez…
Pero bueno, un día llega un vecino, una tía, mamá, y nos dice: “Hay que nene tan hermoso”, y ahí, en ese preciso instante el ego empieza a funcionar. Y bueno capaz que si un día a alguien se le cruza un cable y nos mira mal vamos a pensar que no somos aceptados tal cual somos, no somos aceptados incondicionalmente. Hay condiciones, condiciones de mierda, por supuesto.
Algunos te quieren, algunos te odian, otros te tratan con indiferencia… y bueno, así crecemos y vamos acumulando las opiniones de los seres que nos rodean. Y empezamos a vernos desde afuera, como nos ven los demás. Si nos aprecian, alaban, etc, nos sentidos aceptados, si nos rechazan o desprecian nos sentimos miserables, y así sucesivamente… 
Vallamos al ejemplo más facil del mundo: nuestra imagen. No nos podemos ver la cara directamente, necesitamos un espejo. el reflejo que veamos va a ser nuestra idea de cara, pero hay miles de espejos, todos dándote una imagen diferente, eso construye tu ego.
Para renunciar al ego hay que renunciar al espejo, a las opiniones de los demás. Para dejar de lado el ego hay que volver a ser un nene

Vallanse a la puta madre que los remil parió. Amen.

Papá: Bajaste algunas notas 
Yo: Y subí otras. 
Mamá: Pero bajaste. 
Yo: Sí, de 10 a 9.50, me cago en la diferencia. 
Mamá: En una bajaste de 9.50 a 8.50, un punto es un punto. 
Yo: Listo. Nada les viene bien a ustedes. ¡Son 50 centésimas! Me chupa 3 huevos la nota, para eso me puse las re pilas en el 1° trimestre, seis 10 traje, ahora en el segundo me relajé. Yo se que puedo tener más nota, pero no me interesa, no necesito demostrarle a nadie que sé porque se que se. Osea, no soy la típica chica 10 que anda refregandoles al nota por la cara a los otros. Todo lo que yo hago lo hago para mí, no para los demás. No me gusta caretearla. Son increíbles ustedes, los que ven mi boletín me dicen: "¡Qué hija de puta, que buenas notas que tenés!", ¿y me vienen con esta pelotudés en vez de estar contentos?.