30 dic. 2011

Tardes que sanan

Una tarde con un poquito de sol, buena compañía, plata, una linda compra y un submarino de Havanna son una combinación exquisita con capacidad de hacerme feliz mientras dure y prolongar mi buen humor hasta que termine el día. 
Recordatorio: Hacerlo más seguido.
Se siente tan bien encontrar lo que busco, que placer poder casi automáticamente (en la segunda tienda) toparme con ese jean blanco que tanto deseaba pero no podía tener por dos motivos: nunca encontraba en mi talle y siempre cuando salía a buscarlo me terminaba comprando otra cosa impulsivamente. Que lindo caminar con Rone y Agustín (que hace mucho que no veía), que lindo ser consciente de que me estoy riendo de manera auténtica. Y ni hablar del conito de dulce de leche y lo empalagada que terminé, inigualable.

22 dic. 2011

Regalos insólitos

Si. Quiero una máquina de coser señoras y señores. ¿Razón? Odié toda la línea de ropa que vino esta temporada de invierno, plagada de flores de la época de mi abuela. Che, se zarparon, por un tiempito estuvo lindo usar estampado floreado de la nonna y colores neutros depresivos, pero ya fué, mató la onda. ¿Saben lo que lograron con eso? Que esta chica no gaste un centavo en ropa por 4 meses, literalmente…
Bueno está bien, me compré 2 pares de botas, una remera manga larga floreada (CON COLORES), una musculosa gris y negra y un tapado de paño, pero eso no es nada comparado con lo que estoy acostumbrada a gastar en ropa. Ah cierto, me olvidaba, cerré la temporada con una mini de cuero y una musculosa negra básica, nada de otro mundo. 
Volviendo a lo de la máquina de coser… QUIERO coser, quiero que mi abuela me enseñe (si le da la espalda), y quiero hacerme mi ropa a mi gusto y para mi talle, algo fuera de lo común, las vidrieras cipoleñas me aburrieron. ¿Me la regalan para el día del niño?, hasta los 18 soy una baby<3, admitámoslo… 
(???????????)
 PD: “SÍ, CUANDO TE CONVIENE” diría mi vieja.

21 dic. 2011

vos no sabés.

Vos no sabes lo que cuesta ser así. Vos no sabés lo aberrante que es querer ponerte un lindo vestido para salir un sábado y acordarte de que tus piernas dan miedo y parecés un oso. Después tu mente se alivia al acordarse de que tenés unos cancanes color piel para disimular. Vos no sabés lo que es dar vuelta el placard y no encontrarlos y después acordarte de que se te rompieron y los tiraste unos findes atrás. Vos no sabés lo que es no saber que hacer. Ah claro, y tus amigas te dicen:
-“pero si no se te nota nada boluda”
SI, CLARO MAMITA, vení y tocame la piernita a ver como los sentís. Fué, me clavo un jean y a la mierda.
“No boluda, te queda re bien así, te juro que no se te notan, no te pongas jean, malísimo
Parezco la jungla amazónica chicas, no pienso salir así a la calle.“Pero pasate la Gillette boluda”
Hay si boluda, pero después bancate los pelos tiesos y pinchudos, ah no pará mejor bancate rascarte a diez manos cuando te están creciendo y obvio, después bancate el tirón infernal de la cera, donde parece que te están arrancando la capa superior de la epidermis con agua hirviendo. 
Bueno fué, me paso la depilady Philips, ah, pequeño detalle ¿donde concha la dejé? (media hora buscando la depiladora del orto). ¡Acá estás, zorruda!, em bueno, ¿y ahora por donde empiezo?. Vos no sabés lo que es ver un mar de pelos, la jungla del amazonas saliendo de tus piernas, pensando por que zona vas a empezar a talar primero y tampoco sabés lo que es sentir al mismo tiempo tu alma ecológica Greenpeace renaciendo de los más profundo de tu alma de mujer, pensando en el dolor que le causa a la naturaleza y a cada ínfimo árbol ser arrancado, vallamos al caso, sacarte pelo por pelo duele como la concha de la lora. 
En fin, empecé con una pierna, casi me dan convulsiones. La dejé a la mitad y empecé con la otra, PEOR.Y bueno, cosas que pasan. Terminé en el baño haciendo un enchastre con el jabón que ni te cuento intentando acordarme como se pasaba la Gillette trola (y bueno, esto de depilarse con cera hace perder la costumbre). Me acordé de las épocas de los cumpleaños de 15, cuando hacía ese ritual a las corridas. También me acordé de mi mamá dicendome: “Hija, nunca en tu vida te pases la Gillette, es uno de los peores errores que podés cometer”, y también me acorde de cuando casi me muero desangrada a los 5 años por explorar el baño y intentar saber que era esa cosa rosada que reposaba en una esquina de la ducha…

20 dic. 2011

¡Apa! ¿qué pasa?, ¿la calesita está barata qué damos tantas vueltas?

Creo que tengo problemas graves, pero graves en serio, y con eso me refiero a algo que la medicina no puede solucionar. ¿Cómo mierda se pueden coordinar los sentimientos con la mente?, si alguien sabe que avise, necesito ayuda, en serio. 
Esto llegó al punto extremo de darme ganas de vomitar de los nervios, traspasó el límite, me traumó a nivel mente y a nivel cuerpo. ¿Un resumen? Sentí como si el estómago se contrayera excesivamente, sacándome el hambre, la sed y provocando un remolino de ideas, confusión, culpa, ganas de matar y la sensación de que estoy predestinada a un corazón-desierto.
Llegué a mi casa y me sentía de otro mundo, tenía que contárselo a alguien urgente, le agradezco infinitamente a mi primo-tío Lucho, que entendió mi seña cuando llegué (en el medio de la crisis fisicomental-emocional) y me siguió hasta el colchón, donde hizo el papel de psicólogo a la perfección y me rescató de mi crisis existencial. Gracias totales.
PD: Puedo asegurar que REALMENTE me rescató, terminamos haciendo Karaoke con el mic de la pc como dos enfermos mentales y pude dormir bien por primera vez en 10 días. Thanks again.

17 dic. 2011

Perdoname, no te escucho nada. Hay indiferencias.

´Diciembre de 2011´ Todos dicen lo mismo, se sienten importantes con sus sabios consejos. Cada uno cree que tiene la clave para ayudarme a recuperar la cordura y se pasan horas hablando, sacando conclusiones, hasta que se desmoralizan al ver que no consiguen nada y entonces se enfadan, pierden los nervios, y acaban gritándome, diciendo que les estoy arruinando la vida, que no puedo estar haciendo esto…

Tengo el cerebro comunicado con el culo. Cada vez que pienso algo la cago.

Es ley, solo basta con imaginarme el final feliz de algo para que no pase, que suerte más copada que tengo la puta madre, sientan envidia [?] No, basta, fuera de joda, esto ya dejó de ser gracioso para mí, es un fastidio más que nada digamos, un karma que vengo cargando desde que tengo noción del mundo que me rodea. 
No hay cura, ya intenté todo lo que se me ocurrió.
Yo no se si esto será coincidencia, pero también creo que presiento cosas, por ejemplo: unos años atrás mi hermano estaba comiendo una ciruela de postre, estábamos todos sentados en la mesa y yo lo miré, se metió la ciruela entera en la boca sin sacarle el carozo, no es de culiada, pero en mi mente no dejaba de repetir: “pendejo, no te vas a atragantar, guarda que sos un poco boludo”, mientras me imaginaba una típica escena de un pibe atragantándose y todos desquiciados corriendo para todos lados. No dije nada, por las dudas, no quería aterrorizar a nadie con mis pensamientos desubicados. La cosa es que pasó, Nacho se quedó quieto y se empezó a poner un poco violeta, al segundo ya estaba mi viejo agarrándolo de los pies, el pendejo patas para arriba y mi vieja gritando como una loca de mierda y golpeándole la espalda. En síntesis la catástrofe pasó y yo me sentí como el reverendo orto. Por las dudas no dije nada, no quería parecer una psicópata y que me tomaran como la loca de los de ja vú. 
Y bueno, la cosa es que tengo dos opciones: me callo y espero a que las tragedias pasen, aunque halla riesgo de muerte, lo que comprueba que tengo la capacidad de presentir algo y eso me hace sentir importante, o, hablo, digo mis pensamientos en voz alta, freno la desgracia y quedo como una pija total, lo que me imaginé nunca pasa y la gente que me rodea se me caga de risa por una semana entera.

16 dic. 2011

Es hora de abrir el corazon y cerrar las piernas.

Pensemos que los hombres son llaves y que las mujeres son puertas, o candados en su defecto. Una llave que abre todos las cerraduras claramente es una llave maestra. Llevemos eso a la vida real: un flaco qué esta con miles de minas, claro, capo de la vida, un groso. Ahora, una cerradura o candado que es abierto por cualquier llave es un candado choto, no sirve, malísimo. Mala fama. Puede que pasen dos cosas: que todas las llaves lo prueben y lo usen solamente por un rato o puede que ninguna llave le preste atención porque sabe que no sirve. Depende la mentalidad de la llave. Osea, mujeres, tengan eso en cuenta siempre. Queda feo, horrendo, ver a una puta regalada, una mina fácil. Es imposible cerrarnos la boca, por lo menos cerremos las piernas. Close your legs sweetie. Sirve para evitar la sobreboblación, entre otras cosas

sin las cursilerías típicas del caso

{25-09-11} 
Él: Y...bueno...¿que te iba a decir?...¿que somos ahora?, amigos no somos, esto no lo hacen los amigos. 
Yo: Jajá, no, amigos ni en pedo. 
ÉL: Eh, amigos con derecho tampoco. 
Yo: No, ni ahí, es cualquiera eso... 
Él: Novios... 
Yo: Ah bueno, ¿eso es una pregunta o una afirmación? 
Él: Una afirmación. 
Yo: Que tal 
Él: ¿Qué?, ¿no te gusta? 
Yo: Sí, sí me gusta. ¿Cómo no me va a gustar?. Si, quiero ser tu novia.

Cuando se escribe todo junto no hay espacios para la duda.

Soy un montón de lecciones no aprendidas. Soy un montón de errores por cometer. Soy un montón de historias sin contar. Soy un montón de tiempo por perder. Soy un montón de enigmas resueltos. Soy un montón de piedras por tropezar.  Soy un montón de pasos en falso. Soy un montón de no soySoy humo más del montón. Soy un montón de flores marchitas. Soy un montón de infiernos por arder.Soy un montón de orgasmos por provocar. Soy un montón de orgasmos para que los provoques. Soy tu montón y mis ganas. Soy un conjunto de sonrisas internas y miradas perdidas. Soy un montón de vidas por nacer. Soy un montón de fotografías no reveladas. Soy un montón de dudas por escoger. Soy un montón de verbos sin pronunciar. Soy un montón de noches por anochecer. Soy un montón de olvidos por recordar. Soy un montón de viajes por recorrer. Soy un montón de caminos por trazar. Soy un montón de palabras sin decir.Soy un montón de latidos. Soy un montón de significados. Soy un montón de líneas.  Soy un montón de nada. En este todo. Soy un monton de pasados por suceder.  Soy un montón de finales. Soy un montón de metas por alcanzar. Soy un montón de lo que dejaste para mañana. Soy un montón de noséqués. Soy un montón de cartas sin remitente. Soy  un montón de besos no dados. Soy como esos libros que casi todos recomiendan, pero poca gente lee.
Ya me siento muy amontonada. 

Paradojicamente, a veces la mejor catársis es llamarse al silencio.

Cuando me insultan, o mejor dicho, debido a mi suceptibilidad o estado de “siempre alerta”, a la defensiva pura, me saco. Listo, me cerré. ¿Y ahora? Le doy vueltas, y vueltas y más vueltas a las palabras por días, noches e incluso años. Y por ahí pienso… hay gente que es capas de desperdiciar toda su vida por una nimiedad insignificante como un puto insulto, no quiero eso para mi vida, definitivamente no lo quiero. Basta con mirar unos añitos atrás, cuando la “seño” de primaria me trató como una pelotuda en frente de toda la clase y hasta el día de hoy la recuerdo con rencor. O mis viejos, con esas cosas que me decían en un momento de enojo que ni ellos se acuerdan, pero dolieron, duelen…y dolerán. Esas son heridas abiertas, en carne viva, dispuestas a explotar de la peor manera ante el más mínimo roce.
No reaccionar, no rechazar nada, pase lo que pase. Esas cosas efímeras que flotan en mi mente y nunca pude poner en práctica son las que verdaderamente me intrigan. ¿Qué se sentirá tener aceptación plena por 24 hs consecutivas? 24 horitas nomás Lucía, lo que equivale a 1440 minutos, que es igual a 86400 segundos, pf, no jodas. Lo voy a hacer, algún día de estosI promise. Y después me voy a reír de todas las pelotudeces que vine haciendo, de los rencores, reacciones y venganzas con las que me estuve destruyendo.

Me gustaba…pero tenía algo que no me mataba.

En ese momento: Eso estaba fuera del alcance de mi consciencia, incontrolable, imparable, inevitable. Algo que tenía que ver más con la región media de mi cerebro (la de las emociones), un no-sentimiento que provocaba un malestar general que se esparcía hasta la más ínfima célula de mi cuerpo. Ganas de salir corriendo. Ganas de vomitar. Ganas de llorar. Impotencia. Y besos, apasionados (de sus partes). En cuanto a mí, que se yo, basicamente…sentía algo parecido a la nada, a un vacío inmenso. Lejos del amor, ni siquiera llegaba a tocarle los talones al cariño/afecto. Un fragmento de lo que una de aquellas veces, la primera para ser más precisa:
22/2/10. “…quería que se aleje de mí, que se fuera, que no me tocara más. Rechazo. Náuseas de los nervios. Estuve a punto de decirle que no quería mas nada con el, pero…pasadas las 12 era su cumpleaños y él había elegido pasarlo conmigo (menudo error), no podía ser tan garca, me iba a sentir la peor mierda que vino al mundo, no Lucía, no daba. Y ahí viene la cuestión, ejem, me dice: -“Te amo”. No sabía que mierda hacer y Le dije que yo también (gran error)”. 

Situación en sí: Amor no correspondido. Me pasó 3 veces para ser exacta, con 3 personas diferentes. No había química. No estaba esefeeling característico del momento. Y sí, es triste; más cuando se trata de que la otra persona es interesante, aunque hayan cosas que no me cerraban, era buena gente, que se yo. Bueno, la cosa es que chamuyo va, chamuyo viene, nos vemos, que pum, que pam y terminamos en un sillón (la 1° vez en el de una amiga, la 2° en el mío, y la 3° y última -dios quiera- en el de él). Y yo esperaba, viste. ¿Y las mariposas?, ¿se murieron las capas?, ¿qué onda?. Ni señales de vida daban las bien hijas de puta, tanto tiempo esperando este momento y cuando las necesito no aparecen, son copadas, sepan entender. En fin, ese vacío en mi estomago sumado a la bronca de no poder sentir nada y a los nervios conllevaba a ganas de vomitar y de correrme unas cuantas cuadras a máxima velocidad hasta que no me den más las piernas con tal de escaparme de ese incómodo -porque no hay otra palabra que lo describa mejor- momento. 
Hoy: Ya pasó un tiempo considerable, es hora de sacarlo a la luz gente. Ya pasó el trauma, está todo más que bien con esas situaciones.Todo vuelve, ya me volvió. Listo, todos contentos, felices de la vida, thank you very much. Esto, señoras y señores, damas y caballeros, yeguas y caballos, no es más que el típico amor no correspondido. aplausos. gracias.

Estos pibes están mas para “Reina de la Soja” que para Mr. Primavera

Y así empezamos la primaverga, perdón, primaVERA. Que verga ni verga, repartidores de manís eran estos, Mr. Manicito. Flacos ondaKen bien potros (o novios de Ken en su defecto), el futuro del país (según Sú), estamos fritos con papas, se acabó la descendencia gente, ACÁ murió la human race. Era inevitable escuchar cosas como: “Maten al puto que está en susana por favor!!!!”, ahora yo digo ¿a cuál de todos?. 
Y ni hablar del pelotudo mundial ese, PARAAAAAAAAAA, su hobbie es “ESTUDIAR LA BIBLIA”, agarrame una teta ¿dale?, va, si te animás viste, por ahí no te gusta…
Y ¿Su?, como siempre, diciendo cosas fuera de lugar o pelotudeces atómicas como:  “En estos tiempos turbulentos, es importante tolerar y amar (…)”,  ”El mejor modelo a imitar es y será Jesús”, rematando con un: “¡Me lo morfo!”.
PD: Feliz primavera para todos. Que lindo, al fin calorcito, sol y buenas vibras.

goodbye frío, hasta el año que viene gil.

No te voy a extrañar nada, te comento. Sos abstracto, desgarrador, intocable. También sos capaz de crear vacíos insoportables, acompañados de manos y pies congelados, que sumados a mi mala circulación me hacen parecer un cubo de hielo en pinta, ni los guantes sirven. Me transmitís tristeza, ganas de mandar gente a la mierda, nostalgia alguna que otra vez y fin de semanas aburridos. 3 meses poblados de domingos suicidas, tardes inundadas de litros y más litros de té y unas cuantas quemadas de culo en el calefactor son todo lo que me dejás, qué básico sos. Soledad. Sueño. En fin, más tristezas que alegrías. No sos lo mío invierno, tal vez algún día lo fuiste, pero ya no más. Chau, ojalá que el año que viene te tomes un bondi a la luna.
Atte: Lucía Guerra

¿Cinturón? siempre me olvido, “me arruga la ropa”.

Yo describiría mi vida como una ruta.
Es larga, a veces sinuosa, llena de curvas, y hasta ahora salí viva de todas. Tiene tramos asfaltados, son los mejores, pero los más cortos y los que pasan más rápido, esos momentos de felicidad que se van en un abrir y cerrar de ojos, pero que no se olvidan. Amo la velocidad, muchas veces me dijeron que tenía que bajar 3 cambios, soy muy aceleradita. También hay tramos de arena fina, y cuando pasa un auto muy fuerte se levanta tanto polvo que no puedo ver, confusión es lo único que hay en ese momento, pero pasa…siempre pasa. Los tramos de arena gruesa también son jodidos, pasa como en la playa, no puedo avanzar, por más de que halla sol a tu alrededor y todos alrededor mío disfruten YO estoy estancada, avanzo lento, pierdo muchas energías y para colmo me quemo los pies, pero todos están demasiado entretenidos para darse cuenta, y ¿para qué molestarlos? si no me puse ojotas fué problema mío.
Las piedras son terribles, pero me gustan, soy masoquista. Tropiezo, nunca con la misma piedra, pero siempre caigo de la misma manera. De tantas veces que me caí ya se como levantarme. El dolor se aprende a soportar, se hace casi imperceptible, eso no es problema. Cero rencor, no me arrepiento nunca de nada, nunca. Todo en esta vida me pasó por algo y sirvió para hacerme mejor de lo que era, porque para eso existo, para equivocarme, aprender de mi error y no volver a cometerlo nunca más. 

12 dic. 2011

los domingos son perjudiciales para la salud

Levantarse a las 11 acompañada de mi T4* y un rico desayuno, sumado a una mañana con música, estudio y un ataque de hambre que termina obviamente a la 1 en la casa de mi abuela con la típica paella con el arroz más rico del mundo, lasagna, asado, “quepi”, empanadas, pescado, lengua con mayonesa y perejil, tomates rellenos, o lo que halla, porque siempre hay más de lo esperado, sumado a un postre o a merengues con dulce de leche y el té digestivo del final. Las revistas no pueden faltar, y escuchar a la abuela contar sus historias tampoco… o a papá discutiendo de política con la abuela… o a la abuela peleando conmigo… en fín, la típica juntada de los domingos, infaltable desde que tengo conciencia. 
Tipo 2,30 ya estoy en casa y empieza la pregunta de los domingos: ¿Qué mierda puedo hacer?. Ah cierto, tengo una montaña de ropa de 2m esperándome para ser planchada arriba del sillón, tengo resúmenes y cosas del colegio pendientes y sinceramente también tengo ganas de irme a la concha de la lora a hacer algo diferente.
Y bueno, tipo 6 empieza el problema del domingo, empiezo a reflexionar sobre mis constantes contradicciones: pensar una cosa, decir otra y hacer otra totalmente diferente. Después me doy cuenta de que pensar en los problemas no es lo más recomendable,  pero es lo que la gente hace generalmente en lugar de aprender a vivir con los problemas y a resolver las cosas cuando suceden, entonces me pudro y me voy a dormir una siesta.
Tipo 8 papá nos pregunta que queremos hacer y como no hay una mierda en esta ciudad nos vamos al Jumbo de Neuquén a ver ropa y a picar algo. 
Ese es mi domingo.






*T4: pastilla que tengo que tomar todas las santas mañanas por el resto de mi vida. ¿Motivo? Hipotiroidismo, nice.

8 dic. 2011

Dios: devolvenos a Amy y llevate a los wachiturros

Otro sábado, en casa, como quiero estar. Ah no pará me falta algo, ya vengo…
Ready, un vaso de fernet con coca bien heladito, eso si, dentro de 10 minutos voy a estar instalada al lado del calefactor cagada de frío, ES LEY.
Todos son felices saliendo y no entienden que yo soy feliz así, haciendo lo que se me canta, quedándome en mi casa un sábado a la noche el último fin de semana de las vacaciones. Pero ¿saben qué? tengo 1 semana más de vacaciones porque no tengo ninguna previa, no como ustedes, pedazos de putos y este no es el último fin de semana de mi vida, me quedan muchos más por disfrutar, lit my clit.
En fin, hoy me cagué un poco del aburrimiento, planché, fuí a proveerme de comida al Topsy porque sinceramente mi cocina era el desierto de Sahara, nada por aquí, nada por allá, y yo tenía hambre, viste como es esto. También cociné POR FIN los cubitos de limón glaceados de “Exquisita” que tenía guardados en la alacena hace 3 meses, los cuales quedaron…ricos. Además pude superar un poco mi fobia a la manteca, sí, manteca, la odio, pero sin ese ingrediente las cosas esas no salen, es así.
Ah, como olvidarme del show imperdible de la tarde, “El concurso Wachiturro”, 3 palabras: ANDÁ A CAGAR. Cada día me convenzo más de que yo y Adolf Hitler seríamos muy buenos amigos, MUERTE A LOS WACHITURROS. Escucho la palabra wachiturro una vez más y vomito. Es decadente, y más decadente son los indios que se hacen llamar así y que además bailan como monos y les pudren la cabeza a sus hijos haciéndolos bailar como enfermos, filmándolos para Youtube y llevándolos a la mierda del programa de “Pasión de Sábado” (otra grasada más grande que el planeta tierra), para que le pudran la cabeza, los oídos y la vista a la gente normal que quiere vivir en paz y armonía en una sociedad lo más civilizada posible. 
Y no hablo mejor de los giles que ponen estados del facebook como: “con mis wachiturras”, “wachiturreando”, “te amo wachiturra”, “sos una wachiturrraaaaaaa”, “aguante el baile wachiturro”, o las letras de las canciones de los analfabetos esos, pero wachiturreame ESTA la puta que te pario!
Por lo menos Amy llevaba una vida de mierda, o sea, un exceso de merca, alcohol, heroína, sexo, pastillas… (qué no ingería la pobre), pero se hacía mierda ella misma, no a la sociedad, en cambio estos indios se multiplican como conejos y no tienen el más mínimo interés de morir, la concha de la lora.

6 dic. 2011

suposiciones

Supongamos que soy un alma en pena dando vueltas por la vida y un día se me da por entrar a un colegio primario. Supongamos también que veo a un nene, llamadoX, al que le gusta una chica llamada Y, (creo que de tantos ejes cartesianos y variables de matemática ya me traumé un poco). Resulta que X está entusiasmadísimo por una tertulia que se hace el viernes a la noche (a pura gaseosa baby, que tiempos aqueyos!), a la que Y va a ir, obviamente. El chiquito este…X, estaba planeado cómo carajo le iba a decir a Y que le gustaba, y se imaginaba: le pedía salir afuera, le hablaba 2 minutos de cualquier boludez y de una le tiraba el “¿querés salir conmigo?”, y como pasa a esa edad: nada cambia; a lo sumo se saludarían cuando entraran al curso, o podían volverse a su casa caminando de la mano…capaz, y listo.
La cosa es que llegó el viernes y con una intoxicación de Coca-ColaCheetos y Lays, después de “bailar” (poneeeeele) los temas pedorros del Dj de mil años ese, que le clava unos temas del año del pedo, y de boludear un rato con los chicos, X, logra llevar afuera a Y y hacerle la tierna propuesta.
-“Dejámelo pensar”- le dijo Y, la chica de las dos colitas de la cara mas linda del planeta. Eso definitivamente no estaba en lo planes de X, pero él entendió que era algo perfectamente lógico. La vida de Y estaba a punto de cambiar para siempre, ya no iba a ser Y solamente, sino que iba a pasar a ser “Y la novia de X”, y eso merecía un poco de reflexión, ¿no?.
Los chicos siguieron disfrutando de la mala música y matando el tiempo explotando los sobrecitos de mayonesa, sabora y ketchup, dejando las paredes extremadamente asquerosas y haciendo guerra de comida por 2 horas más. 
Como todo en la vida, la velada llegó a su fin, y los papás de X lo fueron a buscar, cosa que el se enteró por el aviso que hizo el hijo de puta del Dj por micrófono, que hizo que todos miraran por la ventana y X se muriera de verguenza, sí, su papá había ido a buscarlo en el auto porongo todo destartalado que le compró al gitano de a la vuelta, que mal. Y bueno…la noche había terminado y la queridísima Y no había aparecido, parece que ya no había más que hacer… pero en ese momento X, ya casi cerca del portón tiene una corazonada y se da vuelta, ahí estaba Ymirandolo desde la ventana. 
-“¿Y?” le dijo X a Y, -“Me tengo que ir”-
-“No”. 
Eso dijo. La pendejita conchuda se limitó a decir “No”, se dió vuelta y desapareció en medio de carcajadas, música, alcohol y rock ‘n’ roll. No mentira, las dos últimas cosas eran joda. Asique X se fué al auto caminando, tratando de mantenerse lo más derecho posible. -“¿Y, como te fué?”, preguntó la X-mom. -“Bien.”, le contestó X, mientras pensaba que lo que le estaba pasando no podía ser TANgrave, que tan pronto cicatrizara ese rechazo iba a ser capaz de encontrar el lado bueno de lo sucedido… que tenía que existir un hermoso aprendizaje de todo eso… que tarde o temprano se le iba a pasar, porque las cosas no pueden doler tan fuerte, no podía doler TANTO…
PD: Todas estas fueron suposiciones, está claro. Primero porque es imposible que alguien a los 11 años sea tan sensato como para tener pensamientos de ese nivel de madurez, y segundo porque es obvio que el pobre pibe se fué a su casa y estuvo toda la noche llorando con ganas da tirar la Play Station por la ventana, y ese momento lo dejó marcado por el resto de su vida, lo que influyó en sus “relaciones” futuras, en las que recontracagó a sus supuestas novias y optó por la piratería, el garch and go, el porro, el alcohol, las noches de descontrol…
Ojo, podría haber sido más fácil. Suposiciones otra vez. Supongamos que en vez del -“No.”, Y le tiraba un piano o algo por el estilo (muy pesado) por la cabeza, entonces X se hubiera dado cuenta de que hay cosas que tardan más en cicatrizar y que duelen igual o más fuerte.

4 dic. 2011

too perfect to be real

Se vinieron las vacaciones tan ansiadas y yo en mi casa, con ganas de irme bien al carajo. No tengo razones para quedarme, pero tampoco tengo a donde ir, o sea, estamos en la misma. Cómo me gustaría que apareciera un auto mágicamente en la puerta de mi casa con un cartel que diga: “todo para vos, te llevo a donde quieras”, o a falta de eso un lindo novio con auto que me venga a buscar y me diga: “nos pegamos una escapada por una semanita amor, prepará la valija”pero no, no soñés Lucía, eso sería demasiado perfecto para ser verdad, la perfección no es lo tuyo, aunque te gustaría.

2 dic. 2011

Fasebuk

Hay días en los que quiero ver menos gente, no más. Y el Facebook no es una herramienta muy útil para eso que digamos, es simple: uno a lo largo de su vida conoce a mucha gente. Esa gente con el tiempo se va decantando y uno se va quedando con un grupo reducido de amigos. Facebook es retroceder dos casilleros. Lo abrís, te reencontrás, por ejemplo, con tus cumpañeros de primaria que no ves hace varios años, después te los cruzás un par de veces, se cuentan anécdotas y en un momento en medio de un silencio incómodo te das cuenta que no tenes nada en común con esa gente. Que por alguna razón dejaste de verlos y te gustaría dejar de verlos por unos años más, pero…estas en Facebook.

1 dic. 2011

reflexión del día: me faltó tu llamada

En el año siempre hay una fecha especial en nuestra vida, nuestro cumplaños, en mi caso no es para nada especial, no me llama la atención sinceramente, pero para mi familia es importante y ese día me olvido de mi opinión egoísta y pongo la mejor cara que me sale.
De más está decir que a partir de las 12:01 se empieza a llenar de notificaciones el facebook, nos escriben personas que ni si quiera conocemos, igual, un “me gusta” no se le niega a nadie y hay que reconocer que nos sentimos importantes en el momento, jajá. También empieza a sonar el cel, el tel y vienen a visitarnos familiares, amigos y conocidos.
En fin, todos nos llaman o de alguna forma se comunican con nosotros para hacernos saber que aunque sea por que aparece en el inicio del fabook se acordaron de que era nuestro cumpleaños, y nos felicitan, con cariño o por simple compromiso.
Pero al final del día empezamos a sacar cuentas. Y faltó una persona por llamarnos. Podemos haber recibido mil felicitaciones, mil llamadas, mil mails, mil mensajes, mil notificaciones y terribles testamentos en el muro. Pero faltó uno. Y eso basta para que nos sintamos que nos faltó algo.

Y no nos pueden salir con una pelotudez como “no tenía crédito en el cel”. Hay muchas maneras de estar en contacto baby. Y nos sentimos como un rompecabezas. De 25, 100, 500, 1000 ó 5000 piezas. Con una sola pieza que falta, no podemos decir que el rompecabezas está completo…
Es inevitable, no me digas que nunca te pasó.