24 jun. 2013

Es mi vida y la sufro como se me canta

En la vida todo es cuestión de actitud. Los problemas existen, son parte del mundo que nos rodea. Y de vez en cuando, si la cosa transcurre demasiado tranqui es bueno inventarse alguno nuevo. Para no oxidarse, ¿entendés? Hay que ponerle un poco de sabor y tomar riesgos. Si uno le mete mucha actitud a la situación se sale, no importa el nivel de gravedad que tenga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario