25 jun. 2013

Estoy bien. Nada que un exorcismo no pueda resolver.

diciembre de 2010 ~ Yo les digo que no se que quieren decir con eso de caprichosa, y me contestan que las cosas tienen que ser siempre como yo quiero, que no se ceder nunca, que soy infantil. Pero ellos no saben que no es cuestión de ceder o no ceder, mi problema es que odio las cosas que no me gustan, odio los lugares que no me gustan,  odio que el tiempo pase tan despacio, y por encima de cualquier cosa, odio mi cuerpo y eso es lo peor de todo porque de él, de mi cuerpo, no puedo huir.

También odio que ellos no me entiendan en absoluto y que ni siquiera lo intenten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario