19 dic. 2014

Una leche con café por favor

Cada día me doy cuenta de que tengo más rarezas que normalidades, y hoy reaccioné  sobre mi conducta cuando miré mi taza vacía made in Paris Extra Large, la cuál hace unas horas había estado llena de leche con una cucharadita de café Dolca suave, sin nata, con edulcorante y bien caliente, hirviendo, para ser más precisa. También me percaté de mis rarezas cuando me desperté y bajé a la heladera cagada de hambre, vi la tarta de jamón y queso que sobró de anoche. Acto seguido: le saqué toda la masa y me comí el relleno; cosa que hago con las empanadas, las tortas, las masitas finas, masitas secas, galletitas merengadas, canelones, lasagna, milanesas, tacos y todo alimento que posea masa, pero que en su interior tenga un relleno riquísimo imposible de no comer. También desarmo las galletitas Tody para comerme solo las chispitas de chocolate.

No puedo tomar un té si no tiene el saquito adentro (algo muuuy grasa pero cierto), me hago los omelette con la clara del huevo (absolutamente sin una gota de yema), detesto escribir del lado del revés de las hojas, no puedo escribir sin una birome negra de trazo extra-grueso y suave a la vez. Odio el lapiz negro, mi portaminas es mi life. Tengo una caja cilíndrica en mi habitación llena de remedios como para toda la comunidad, para cada síntoma y dolor de la parte mas ínfima del cuerpo. Tengo mi propio cajón en la cocina con MI comida y no permito que nadie me lo toque, es sagrado. Vi un ovni y creo en la vida extraterrestre. Odio la mayonesa. Quise ser vegetariana y me duró 3 meses. No ceno como una persona normal. Nunca como pasta. Siempre que voy a un restaurant me pido una ensalada, es más, en Mc Donald’s me pido una ensalada, cero hamburguesas. Solo como las hamburguesas caseras con carne sin grasa preparadas con avena, huevo, levadura de cerveza, harina, orégano, provenzal y pimienta, extra sanas. Tengo adicción por las gomitas Mogul Duo. No consumo papa ni ningún alimento hecho con papa. Cuando algo me gusta lo como mucho, en exceso sin parar y me termino empachando, me empaché con los helados, la banana, los maníes, la torta de mi abuela, el dulce de leche, los caramelos butter toffes y la crema. Solamente puedo comer helados “La Fruta” o el de la Abuela Goye de los gustos frambuesa y frutas finas. Sueño con casarme en la playa y tener 4 hijos, si, cuatro. Tengo mi propio libro de recetas hecho por mí. Colecciono la revista Cosmopolitan, monedas y etiquetas. Guardo en mi caja de recuerdos cada entrada del cine de las pelis que voy a ver con mi novio. Mi placard es gigante, diseñado por mí y tiene un cajon separado en cuadraditos para la ropa interior y las medias, 1 perchero para vestidos, otro para camperas y sacos, y un tercero para colgar shorts y polleras, unas placas corredizas para colgar collares y aros, 3 zapateros y una pantalonera con lugar para 25 pantalones, además de los cubos para guardar tacos, los cubos para guardar las botas, la barra para colgar cinturones, la percha para pañuelos y las cajas violetas estrictamente organizadas. No puedo leer diarios porque me cansan la vista y el olor de su tinta me hace doler la cabeza. Tampoco puedo escuchar partidos de futbol por la radio, me hacen sentir mareada y me agarra un dolor de cabeza insoportable. Odio el olor a nafta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario