26 nov. 2011

silence please

Eso no lo necesito yo solamente, lo necesitamos todos: el silencio. Es necesario estar en silencio de vez en cuando, no para angustiarse ante la nada, sino para poder empezar de nuevo. Nos vivimos moviendo, pero todo movimiento termina, tiene un resultado, para dar lugar a otro nuevo terremoto. Aprendí que tengo que parar un tiempo para poder mejorar la perspectiva, mi punto de vista. Cuando un movimiento termina se produce un intervalo vacío, una pausa, un silencio que muchos no podemos soportar porque no sabemos que es tiempo de dejarse llevar, de no actuar, para ver, para tener nuevas ideas. Este paréntesis no nos pasa facturas, no nos obliga a huír de nosotros mismos, no nos tortura tanto. Por experiencia propia puedo decir que es saludable, a mi me relaja, me equilibra y me muestra una manera de estar en el mundo sin hacer absolutamente nada. En mis momentos de silencio aprendo a vivir sin ningún ruido molesto, nada me altera, y no necesito ponerme auriculares para escuchar algo diferente, me escucho a mi misma.
De todas maneras hay que estar atento, sabían que los días domingos son los días en que se registran mas suicidios? el que llega a eso es porque está solo, se aburre de si mismo, no encuentra su meta en la vida. Soledad no es silencio (NO CONFUNDIR). En síntesis, si no encontras nada dentro de vos mismo y buscas afuera desesperadamente obligaciones para estar ocupado, te recomiendo callarte por lo menos por dos segundos y escuchar el silencio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario