10 ene. 2012

No saben amarse a sí mismos y ya quieren amar a otros.

A mi me pasaba que justo cuando me sentía miserablemente sola se me cruzaba una pareja sumamente enamorada por enfrente, como si lo hicieran a propósito, como si me hubieran estado buscando con el fin macabro de hacerme acordar de que estoy sola, ya sea por errores míos o por abandono de otra persona, haciéndome sentir como el culo. O entraba a una confitería con una amiga y resulta que éramos las dos únicas minas solas, porque las personas que no estában con sus respectivos novios eran un grupo de viejas jubiladas,“las nenas”, que seguramente han probado demasiadas pijas para sentirse solas y ya están satisfechas de por vida. Ah, y ni hablar de la familia feliz con los pendejitos metiendose por abajo de las mesas y corriendo por todas partes, genial. Y así una se siente como unhongo, pero por lo menos tiene a la amiga que le hace el aguante. Ah, y en el memento en que te empezabas a resignar de la situación entraba una pareja indescriptiblemente pedorra, el pibe se partía en mil pedazos y la mina era una negra fea o una gorda, ma-li-si-mo. Listo, yo llegaba al -100 de autoestima, con síntomas que se parecían a ganas de cortarse las venas y volverse lesbiana a la vez. 
Hoy las cosas cambiaron, va en realidad las cosas no cambiaron: YO CAMBIÉ. Ahora disfruto plenamente tanto en mis momentos de soledad como en los momentos de compañía. Ahora se que antes de amar a otro me tengo que amar a mi misma. Ahora entro a la confitería y me pido un submarino con torta Rogel bien de gorda y lo comparto con una amiga buena onda, y cuando miro a mi alrededor y veo a los enamoraditos pedorros les saco el cuero un rato (porque de algo hay que reirse) pero después me alegro por ellos, me ponen de buen humor, los felicito. Por lo menos se tienen el uno al otro y así son felices, más allá de las críticas y la envidia de los demás. Es admirable como se fusionan, es como si estuvieran adentro de una burbuja de vidro, solamente ellos dos, nadie más, felices… Altamente admirable. Algún día eso nos va a llegar a todos, no se depriman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario