8 feb. 2014

Lágrimas Inevitables

Hay tantas cosas en esta vida que no se pueden evitar. Primero viene la puñalada, después la profunda tristeza y el nudo en la garganta, y solamente dos segundos después, cuatro como máximo, la cara de una se vuelve un mar de lágrimas de enojo. A veces estamos solas, a veces acompañadas de una persona o aveces adelante de mucha gente, es indiferente, lloramos igual. Creo que se llama sensibilidad, o por lo menos eso dicen los horóscopos y el diccionario. Según mamá no hay que llorar, según los hombres somos irritantes o los hacemos sentir mal, según yo, lo lamento por todos ustedes, lloro en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier situación que me rebalse la paciencia. Hay que eliminar toda esa energía acumulada por algún lado ¿no?, sacarla afuera, hasta la última gota, hasta que quedemos con ganas de nada, hasta que lo único que queramos sea dormir. Cuando nos despertemos vamos a estar recargadas para seguir nuestra vida normalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario