8 feb. 2014

Hassen

Todos son odiosamente detestables. El hecho en sí, de que un ser humano tenga que convivir con otro es detestable. Vos y yo somos detestables. Desde qué me levanté hasta que me acosté me rompieron las pelotas unas 50 veces promedio, por lo que puedo deducir que odié a esas personas esas 50 veces. Me gustaría que mis sueños duraran más de 7 horas así podría gozar más tiempo esa sensación de tener un mundo para mí sola. Me gustaría que haya un botón para enmudecer a la gente. Me gustarían tantas cosas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario