1 dic. 2011

reflexión del día: me faltó tu llamada

En el año siempre hay una fecha especial en nuestra vida, nuestro cumplaños, en mi caso no es para nada especial, no me llama la atención sinceramente, pero para mi familia es importante y ese día me olvido de mi opinión egoísta y pongo la mejor cara que me sale.
De más está decir que a partir de las 12:01 se empieza a llenar de notificaciones el facebook, nos escriben personas que ni si quiera conocemos, igual, un “me gusta” no se le niega a nadie y hay que reconocer que nos sentimos importantes en el momento, jajá. También empieza a sonar el cel, el tel y vienen a visitarnos familiares, amigos y conocidos.
En fin, todos nos llaman o de alguna forma se comunican con nosotros para hacernos saber que aunque sea por que aparece en el inicio del fabook se acordaron de que era nuestro cumpleaños, y nos felicitan, con cariño o por simple compromiso.
Pero al final del día empezamos a sacar cuentas. Y faltó una persona por llamarnos. Podemos haber recibido mil felicitaciones, mil llamadas, mil mails, mil mensajes, mil notificaciones y terribles testamentos en el muro. Pero faltó uno. Y eso basta para que nos sintamos que nos faltó algo.

Y no nos pueden salir con una pelotudez como “no tenía crédito en el cel”. Hay muchas maneras de estar en contacto baby. Y nos sentimos como un rompecabezas. De 25, 100, 500, 1000 ó 5000 piezas. Con una sola pieza que falta, no podemos decir que el rompecabezas está completo…
Es inevitable, no me digas que nunca te pasó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario