29 ene. 2012

Hay días en los que me levanto rayada y la mayoría de las cosas me chupan 3 huevos. No hay reglas, límites ni principios; solamente estoy yo, mi locura y el mundo, nada más. Esos días son controvertidos y escandalosos, voy a tener que empezar a pensar razones coherentes y convincentes para justificar mis actitudes impulsivas y así conseguir que los que me rodean dejen la hermosa boquita que dios le dio bien cerrada.
Al otro día me levanto y pienso ¿A donde mierda quedó el progreso que había hecho? Y sola me respondo: acá, pero se fué a dormir por unas horas porque estaba cansado, asique como ya se despertó va a levantarse de la camita, a hacerse un buen desayuno y continuar con la vida.

2 comentarios:

  1. Cuanta razón! :D Me alegro que porfín editaras el tamaño de la letra de tu blog :) De verdad que se me hacía difilísimo saber que escribías!

    Besos!

    ResponderEliminar