24 feb. 2012

Entendí que la nostalgia fue mi mejor compañera, aunque no mi mejor amiga.

Si hubiera algo de mi realidad que fuera real creo que no tendría problemas con esta vida. Si mi mente se decidiera por alguien, si apareciera alguien que me cambie la vida para bien, creo que eso sería el equilibrio, sería la posta de las postas, sería espectacular, como sacarme la sortija en una calesita, bonito ¿no?. Esto es divagar sin rumbo, jugando a la vida con puras caídas, ya no me llama, no me atrae. No quiero terminar siendo la que echen del barco, la que cierre el bar, la vieja loca de los 27 gatos, no quiero ser esa. No me quedé sin preguntas, el problema es que ya no hay respuestas, hay que cambiar de canal, abrir nuevos libros, comprar cuadernos y empezar a escribir nuevamente, como lo hice tantas veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario