25 jun. 2013

La equivocación nos lleva más de una vez a escribir en un cuaderno una frase del alma

Por ahí estuve tanto tiempo sola que me acostumbré a eso, sí, creo que eso fué. Me acostumbré tanto a la soledad que me terminé resignando. Eso de estar con diferentes personas cada tanto y no sentir nada se hizo  normal, creo que llegué a pensar que eso era lo único que existía, que la vida me había deparado eso quiera o no, que ya era tarde para pensar en sentir, en amar, en entregarme a alguien por completo. Qué equivocada estaba….

No hay comentarios:

Publicar un comentario